Past Perfect, Future Tense

28 de diciembre de 2009

A-ha en Chile 2010!!!

Enviada por la jefa de prensa al analogue a las 12:00 P.M. para su difusión conjuntamente con los demás medios de difusión:


A-HA

4 DE MARZO
ESTADIO LUNA PARK

El trío noruego regresa a nuestro país para presentar su nuevo álbum “Foor of the Mountain” y todos sus hits de siempre.
Esta será la última gira mundial de la banda que se retirará de los escenarios con un último show el 4 de diciembre de 2010 en Oslo, Noruega.

Entradas a la venta desde $ 80.- desde el lunes 28 de diciembre con pre-venta exclusiva para socios del CITI por sistema Ticket Portal llamando al 5353-0606 y/o en www.ticketportal.com.ar y en el Luna Park. Entradas a la venta al público en general desde el 12 de enero.


‘‘Ya era hora de hacer algo nuevo’’, dice Morten Harket, el cantante de A-HA, refiriéndose al nuevo álbum de la banda. Lanzado el 13 de julio por Universal Music Record Label (UMRL), “Foot Of The Mountain” marca la vuelta de A-HA al clásico sonido pop que la convirtió en una de las bandas más grandes del mundo y que lleva, hasta ahora, 36 millones de álbumes vendidos. Como explica el tecladista Magne Furuholmen, ‘‘Foot Of The Mountain” es un álbum que incorpora los elementos clave que definieron a la banda en sus comienzos: una voz potente, ritmos pegadizos, letras nostálgicas y una melodía melancólica’’. Por su parte, el guitarrista y principal compositor de la banda, Paul Waaktaar-Savoy, define el álbum de manera más sencilla: ‘‘Creo que esta vez logramos reunir una colección de temas geniales’’.

Escrito y grabado en varias grandes ciudades –desde Oslo, donde la banda se formó en 1982, hasta Nueva York, donde Paul vive actualmente– “Foot Of The Mountain” es, según Morten, ‘‘un álbum centrado, mayoritariamente, en el sintetizador’’. Las diez nuevas canciones del álbum evocan los primeros hits emblemáticos de la banda: ‘‘Take On Me’’, ‘‘The Sun Always Shines On TV’’ y ‘‘I’ve Been Losing You’’. Como dice Magne, ‘‘éste es un álbum con mucha fuerza y energía; que tiene vitalidad. Morten tiene una voz increíble; una de las pocas voces de la música pop que es inmediatamente reconocible. Y una voz así funciona muy bien en un ambiente musical que tiene como base el sintetizador. Para mí, este álbum demuestra lo talentoso que es Morten’’.

‘‘Cada canción tiene su propia identidad, y tratamos de reproducir eso de la mejor manera posible’’, agrega el cantante. ‘‘El desafío es descubrir de qué manera hacerlo. Una canción como ‘‘The Sun Always Shines On TV’’ es un buen ejemplo: en esencia es una balada, pero nosotros le agregamos un tiempo fuerte y la transformamos en un tema potente. En este álbum, probamos diferentes versiones de las canciones, pero al final volvimos al sintetizador. Así fue como empezamos en la década del ochenta, antes de interesarnos más por los instrumentos acústicos y analógicos. Con este álbum volvimos a componer pensando en el sintetizador’’.

‘‘Planear un álbum que tuviera una base más tecnológica fue más fácil que llevarlo a cabo’’, admite Paul. ‘‘Hacía mucho que no grabábamos un álbum de este tipo, y las cosas cambiaron bastante desde entonces’’. Antes, el enfoque de A-HA era experimental y hasta excéntrico. Para Paul, ‘‘The Sun Always Shines On TV’’ –un single que ocupó el primer puesto en el Reino Unido en 1986– es un buen ejemplo de la filosofía del ‘‘vale todo’’ de la banda. ‘‘En esa época, hacíamos toda nuestra propia programación; por lo general, simplemente tirando algunas notas en un sintetizador, que tocábamos con toda la energía mientras iba pasando la canción’’. Y agrega, con su característico eufemismo: ‘‘para hacer el nuevo álbum, nos llevó un tiempito acostumbrarnos a la forma de trabajo de hoy en día’’.

Una cosa que no cambió es el poder emotivo de las letras de A-HA. ‘‘Éste es, y lo digo sin vergüenza, un álbum apasionado’’, dice Magne. ‘‘Tiene un ritmo rápido, pero no es exactamente optimista. Optimista significa más feliz, y creo que éste no es el caso’’. Como explica Paul, ‘‘es algo un poco feliz y un poco triste. Puedes cambiar la manera en que la canción le llega al oyente, como hicimos muchas veces en el pasado, haciéndole los arreglos opuestos a los que se esperarían. Pero la composición es, por definición, introspectiva, igual que yo. Para mí, escribir es la parte más difícil, pero también la más placentera. Puedes pasarte meses buscando ese verso que te falta o ese título que crees que define una canción. Pero cuando lo encuentras, la sensación es incomparable’’.

Paul escribió la mayoría de los temas nuevos: cinco junto con Magne y cuatro solo. También experimentó con algunas técnicas nuevas. Para ‘‘Riding The Crest’’, que describió como ‘‘electro blues’’, Paul se inspiró en el esquema de doce compases que Arcade Fire usó en el álbum Neon Fire, de 2007. ‘‘Real Meaning’’ nació de una feliz casualidad: surgió espontáneamente cuando Paul llamó a su casa desde Rusia y lo atendió el contestador. ‘‘Empecé a cantar en broma y surgió esta canción’’, se ríe. ‘‘Sin embargo, toda la letra fue sentida’’. Y, con ‘‘Start The Simulator’’, Paul empleó un estilo lírico original usando la jerga técnica de la carrera por el espacio de la época de la Guerra Fría. ‘‘Básicamente, la idea era hacer una canción usando solamente frases y términos técnicos, pero que aún así fuera emotiva y personal. Ese tipo de poesía existe en los viejos manuales del Apolo’’, cuenta Paul y cita partes de la canción. ‘‘Fue un tema bastante difícil de grabar porque los compases y los tonos van cambiando a medida que la canción progresa. Una cosa que sonaba tan simple en el piano se complicó enseguida cuando se tradujo a un arreglo entero. Creo que, a pesar de eso, al final lo logramos’’.

También hay tres canciones que reflejan la conexión emocional de Paul con su tierra natal y con su tierra adoptiva. ‘‘Shadowside’’, dice, ‘‘parece bastante noruega –en la melodía, los acordes y el tono–’’. ‘‘The Bandstand’’ le recuerda al primer viaje que hizo a Nueva York a principios de la década del ochenta, antes de que a-ha se hiciera famosa. ‘‘Las canciones son como un álbum de fotos: realmente te hacen retroceder en el tiempo. Y ésta me hace acordar a cuando llegué al Port Authority de Nueva York con 35 dólares en el bolsillo, con un peinado altísimo, el pelo amarillo, casi transparente y sintético, una camisa atigrada y un traje marrón… ¡parecía un extraterrestre!’’. Y el tema que le da nombre al álbum, ‘‘Foot Of The Mountain’’ -creado a partir de dos canciones previas, una escrita por Paul y la otra por Magne- reflexiona acerca de uno de los conflictos principales de la vida moderna, la puja entre la naturaleza y la civilización de las grandes ciudades: para Paul, la agitación de Nueva York frente a la belleza y el aislamiento de Noruega. ‘‘Es el dilema de amar la vida de ciudad y aún así preguntarse, en el fondo, si no seríamos más felices rodeados de campos abiertos y altas montañas’’.

‘‘Ya hace 15 años que Nueva York es mi hogar y todavía me sigue resultando emocionante’’, dice Paul. ‘‘Pasamos cinco semanas en Hoboken grabando la primera versión del álbum. Yo llevaba montones de instrumentos; todos los días llegaba con chiches nuevos, como viejos sintetizadores y string-machines, omnichords, stylophones, guitarras Moog, teclados Mellotron y guitarras de todo tipo y tamaño…’’. Según Magne, ‘‘el tiempo en Nueva York fue, sin duda, importante para este disco’’. Morten coincide: ‘‘siempre es bueno alejarse de todo y centrarse en el álbum. La energía de la ciudad puede haber tenido un efecto en la música. Pero el álbum no lo completamos en Nueva York, tuvimos que volver a Noruega para dejar enfriar un poco las cosas y después retomar. Hicimos eso. Y lo logramos’’.

“Foot Of The Mountai”n marca otro hito en los 25 años de carrera de A-HA. ‘‘Todos nuestros álbumes habían sido muy bien recibidos durante estos últimos años, desde el 2000’’, dice Morten. En especial, el álbum Analogue, de 2006, que tiene una orientación más rockera –y que fue el debut de la banda con Universal Music– fue muy aclamado en la prensa del Reino Unido y llevó a la revista británica Q a otorgarle el Premio Inspiración. ‘‘Fue algo genial’’, dice Paul. ‘‘Tener tan buen recibimiento en el país donde empezamos y escuchar buenos comentarios de parte de la crítica y de los colegas, fue realmente un empuje’’. Además, A-HA fue una influencia clave para las superestrellas del rock Coldplay, cuyo bajista, Guy Berryman, actualmente se encuentra trabajando en un proyecto junto a Magne. ‘‘Coldplay tuvo mucho que ver en la revaluación de la banda’’, dice Magne. ‘‘Chris Martin es uno de esa generación de músicos que creció amando a a-ha; no por la imagen, sino por la música’’. ‘‘El valor del respeto siempre es el mismo, no importa de dónde venga’’, dice Morten, ‘‘porque significa que te estás comunicando con alguien del otro lado. En este caso, con un adolescente llamado Chris Martin: estaba buscando música y A-HA se transformó en parte de su historia’’.


Gira sudamericana

4 de Marzo | Argentina, Buenos Aires, Luna Park
6 de Marzo | Chile, Santiago, Movistar Arena
9 de Marzo | Brasil, Bauru, Alameda Quality Center
10 de Marzo | Brasil, Sao Paulo, Credicard Hall
13 de Marzo | Brasil, Rio de Janeiro, Citibank Hall
14 de Marzo | Brasil, Belo Horizonte, Chevrolet Hall
16 de Marzo | Brasil, Brasilia, Centro de Convenciones
18 de Marzo | Brasil, Recife, Chevrolet Hall
20 de Marzo | Brasil, Fortaleza, Siara Hall


Agradecemos su difusión.
 
Copyright 2009 Magne f - 2cU Shine!. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan